Avanza siembra de postes para que florezca El Socucho

Dos brigadas de la Empresa Eléctrica de Las Tunas asumen actualmente la primera parte de una compleja inversión que permitirá electrificar el asentamiento costero El Socucho, en el norteño municipio de Puerto Padre. El poblado depende de la generación de dos grupos electrógenos que durante 16 horas brindan servicio a la población de la zona.

Los postes de hormigón a la izquierda del terraplén, guían el recorrido que la Empresa Eléctrica de la provincia de Las Tunas emprendió para conectar al Sistema Electroenergético Nacional (SEN) el poblado costero de El Socucho, distante a 18 kilómetros de Puerto Padre, la cabecera municipal, describe la periodista Adalys Ray Haynes para la página Tiempo 21.
Se pudiera pensar que, con el tiempo, el salitre arrebatará el cemento y el acero instalado por los trabajadores eléctricos en la difícil topografía de la zona. O que, quizás, la división artificial entre las bahías de Puerto Padre y Malagueta intenten a toda costa restablecer su original unidad.
Pero lo cierto es que esta obra de gran impacto socioeconómico avanza. Está certificada por la Dirección de Planificación Física en el territorio. Los principales beneficiarios con su puesta en marcha serán las 48 familias que residen allí de forma permanente y otras 400 que poseen casas de veraneo, además de unidades estatales de diferentes perfiles.
El asentamiento está incluido en el plan de desarrollo turístico del norte tunero, y su conexión al SEN forma parte de la creación de las infraestructuras.
 Como lugar de veraneo, El Socucho recibe en la actualidad, 16 horas de electricidad, generadas por dos grupos electrógenos de procedencia brasileña. Cuatro trabajadores pertenecientes a la Dirección de Comunales del municipio de Puerto Padre, con el aseguramiento del combustible por parte de la Empresa Eléctrica, garantizan la estabilidad del servicio en horas del mediodía de 12 a dos de la tarde, y de cinco de la tarde a siete de la mañana del día siguiente.
El sueño está a las puertas
 Werlais Infante Infante, delegado del Poder Popular en El Socucho, confirmó a Tiempo 21 que fue anunciado para el 30 de junio la conexión al SEN, luego de un viejo reclamo de la comunidad.
 «Ya reunimos a la población y le informamos. Estamos contentos porque se dijo que para el verano tendremos ya la corriente y nosotros podemos apoyar a la Eléctrica cuando sea necesario», afirmó.
Para Werlais la electrificación es un gran logro, y dijo que está apoyando a las personas que no tienen propiedad de sus viviendas para que apresuren el trámite y puedan firmar el contrato con la empresa Eléctrica.
«Los pobladores permanentes por lo general no se preocuparon nunca por eso, y ahora tenemos que buscar soluciones desde el Poder Popular para que nadie se quede sin electrificar su casa», dijo.
 El delegado sabe que tras la inversión eléctrica serán otros los retos que asumirá con la mayor presencia de personas en las casas de veraneo, y las demandas para vivir en el lugar donde el abasto de agua potable es insuficiente.
Del lado de los ejecutores
Dos brigadas de la Empresa Eléctrica de Las Tunas asumen la primera parte de una compleja inversión que permitirá electrificar el asentamiento. A pesar del ligero atraso de la obra, sus trabajadores prevén terminarla para fines de junio.
Según los linieros, la parte más difícil es plantar los postes, pues el terreno es húmedo, salino y muy rocoso, lo cual obstaculiza el avance. Pero, aun así, confían en su experiencia para triunfar.
«Queremos adelantar todo lo posible en llevar la línea hasta su destino en El Socucho para luego rehabilitar la red eléctrica del poblado. Eso permitirá liberar el grupo electrógeno, que es alto consumidor de combustible», confirmó Isidro Leyva Almaguer, Director de la Unidad Empresarial de Base de Inversiones de la entidad ejecutora.
Precisó que la obra exige plantar 131 postes en la línea primaria, y otros 28 que soportarán las tensiones de los ángulos hasta el centro del asentamiento. «Es complejo, porque requiere rehabilitaciones, y muchos cambios, como poner cables forrados para evitar afectaciones por la agresividad del clima y el ambiente salino. Además las acometidas llevan conectores especiales, con sus partes metálicas totalmente cubiertas», afirmó.
Una vez electrificado, El Socucho, incrementará su actividad económica, en especial la vinculada al turismo. Todo eso se hará con arreglo a las normas de protección al ecosistema.

Comentarios

Entradas populares