Nace casa antigravitatoria en la Ciudad Mágica de Cuba

La inauguración de la Casa Insólita convocó la noche de este martes a cientos de tuneros y foráneos, alentados por la "antigravitación" que aparentemente se experimenta allí.
Con cinco cámaras que recuerdan a insignes científicos, este no solo constituye un lugar de esparcimiento, es también una invitación a estudiar esas personalidades y sus descubrimientos, fuente de inspiración para el arquitecto Domingo Alás Rosell, su creador, quien insiste en que nada es mágico, se trata de ilusiones ópticas logradas al aplicar conocimientos de Física y Mecánica.

Péndulos con un movimiento "incompleto", una piscina cuya agua sube y un sofá del que nadie puede levantarse sin apoyo son solo algunos de los atractivos de la instalación, la única de su tipo en Cuba, a la que paulatinamente deben añadirse otros objetos.

En la Casa se encuentra además, una sala para disfrutar de películas en tercera dimensión con capacidad para 30 personas.
Tomado de 26 Digital

Comentarios

Entradas populares