miércoles, diciembre 08, 2010

Único pocito de agua dulce a orilla del Atlántico


El pocito de agua dulce, dentro de las intranquilas corrientes que bañan el ambientado malecón, es uno de los tantos encantos que tiene la Villa Azul.
Descubierto gracias al “ingenio” de una vaca –todas las mañanas bebía allí del indispensable líquido- es este sitio, motivo de obligada visita.
Durante años el brocalito, construido gracias a la sagacidad de un marinero, identificó el internacionalizado pocito, hasta la concreción de un proyecto no muy feliz, el cual cubrió por largo tiempo el encanto natural del lugar. Este tenía adaptado un molino que, al romperse, impidió la salida del agua del manto freático.
Fue entonces que se hizo pública la acertada convocatoria para transformar el aclamado punto de la geografía villazulina. Y el resultado no pudo ser mejor: el arquitecto Sherly Pérez Ronda diseñó con maestría lo que hoy todos admiramos con beneplácito: un molino, símbolo de la ciudad, construido de piedra y cemento, y en su centro, de la manera más original posible, el increíble pocito.
Y ahí está para la posteridad, con el brocal profundo y las piedras moldeadas; con el agua dulcísima y con el orgullo de ser un privilegio que la naturaleza le entregó a esta orilla azul de brisas y cantos.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

La leyenda del Pozo de Agua dulce de Puerto Padre.

Cuenta mi Abuela, que su Tata le dijo un día algo sobre un Pozo de agua dulce en los márgenes del muelle de Puerte Padre, el cual poseía una linda y bella leyenda, la cual había sido borrada por los párrocos, para sepultar los misterios y enigmas que marca lo desconocido. Pero tal vez al Tata de Maria Irma se lo decían cuando era un niño, para evitar los peligros que proporciona el mar.
Mi abuela contaba como dentro del pozo en epocas de Tormentas o ciclones salia el espiritu de una india llamada Naniki la cual buscaba al Juracan de Maniabo, o Guanabacex Tunero, el que se alimentaban del océano Atlántico (MAR) y producían agua dulce en un pequeño Mini( arrollo) Sus rayos son como un Sol de fuertes vientos que limpiaba la Naturaleza y traía un cambio. Situado en la Bahía de San José de Puerto Padre, villa Azul o villas de los Molinos al norte de Oriente unas de las Provincias de Cuba. La leyenda dice que quien tome de esas aguas dulces nunca su alma se podrá ir de ese lugar.
Cuentan que por las noches de Huracán sale de sus brocales una Ninfa como las narradas en las literatura Griega de Homero, los miembros de la comunidad de Maniabon la conocían como Naniki Mabuya, un tipo de Inaru quien trataba de enamorar a el jurakan de Maniabo el cual era una especie de agitador de las aguas, dueño de toda criatura y quien con su bondad le entregaba Agua Dulce para purificar su espíritu. Este tipo de huracán simbólico es como el Poseidón de los Griegos y se acompañaba de toninas, manati y muchas yaguasas. Los Maniabos en su Guara hacian un Ritual para maboya Al enfurecerlo pretendia endulsar sus iras mediante los frutos de la tierra, sangre de algunos animales y otras ofrendas.
Le ofrecian Guabasa( es como el mana que se alimentan los muertos y los sostienen en la otra vida, Guatu(Fuego) , y un Macuto osea una bolsa de bejucos le ponían jaiba, jibiria, jicotea, jugo,manati, toninas , hutia , casabi y en una canari (olla de barros) le ponian moín (sangre de endulsado con liren(frutas) boniato y Vicu mafuco hecho cerca de las tierras del gran Guabini, Guabiniyon, donde habia mucho guanikiki y los guanahan endulzaban al maléfico y potente agitador quien traería agua dulce tan dulce como la ofrecida por YAYA.
Todo se preparaba cuando el gran Bo KACHI (sol) alcanzaba el turey( cielo) para que Boya no se diera cuenta, pues Boya andaba de noche junto a maboya y maguya , cuando karaya era grande y radiante de esta forma si venia mucaro quien lo enviaba era Boya desde el negro turey podría comer esas ofrendas, ese era un signo positivo de que se había hecho todo correcto, por lo contrario si acudían los Cocuyos seria todo distinto pues los Cocuyos anunciaban que YAYA no quería agua Dulce del Mini( posito) pues era producto del maleficio de los operiºtos y no de lo divino.
Redescubierto siglos posteriores a la colonización española , cuando un grupo caprino se endulzaban su paladar con las dulces aguas de este manantial. Lo mas bello de este Pocito no es la leyenda es el ser único en su tipo ya que no existe ningún Pozo de Agua dulce en el mundo que este situado dentro del mar,

Saludos Julio Cesar.

Anónimo dijo...

La leyenda del Pozo de Agua dulce de Puerto Padre.

Cuenta mi Abuela, que su Tata le dijo un día algo sobre un Pozo de agua dulce en los márgenes del muelle de Puerte Padre, el cual poseía una linda y bella leyenda, la cual había sido borrada por los párrocos, para sepultar los misterios y enigmas que marca lo desconocido. Pero tal vez al Tata de Maria Irma se lo decían cuando era un niño, para evitar los peligros que proporciona el mar.
Mi abuela contaba como dentro del pozo en epocas de Tormentas o ciclones salia el espiritu de una india llamada Naniki la cual buscaba al Juracan de Maniabo, o Guanabacex Tunero, el que se alimentaban del océano Atlántico (MAR) y producían agua dulce en un pequeño Mini( arrollo) Sus rayos son como un Sol de fuertes vientos que limpiaba la Naturaleza y traía un cambio. Situado en la Bahía de San José de Puerto Padre, villa Azul o villas de los Molinos al norte de Oriente unas de las Provincias de Cuba. La leyenda dice que quien tome de esas aguas dulces nunca su alma se podrá ir de ese lugar.
Cuentan que por las noches de Huracán sale de sus brocales una Ninfa como las narradas en las literatura Griega de Homero, los miembros de la comunidad de Maniabon la conocían como Naniki Mabuya, un tipo de Inaru quien trataba de enamorar a el jurakan de Maniabo el cual era una especie de agitador de las aguas, dueño de toda criatura y quien con su bondad le entregaba Agua Dulce para purificar su espíritu. Este tipo de huracán simbólico es como el Poseidón de los Griegos y se acompañaba de toninas, manati y muchas yaguasas. Los Maniabos en su Guara hacian un Ritual para maboya Al enfurecerlo pretendia endulsar sus iras mediante los frutos de la tierra, sangre de algunos animales y otras ofrendas.
Le ofrecian Guabasa( es como el mana que se alimentan los muertos y los sostienen en la otra vida, Guatu(Fuego) , y un Macuto osea una bolsa de bejucos le ponían jaiba, jibiria, jicotea, jugo,manati, toninas , hutia , casabi y en una canari (olla de barros) le ponian moín (sangre de endulsado con liren(frutas) boniato y Vicu mafuco hecho cerca de las tierras del gran Guabini, Guabiniyon, donde habia mucho guanikiki y los guanahan endulzaban al maléfico y potente agitador quien traería agua dulce tan dulce como la ofrecida por YAYA.
Todo se preparaba cuando el gran Bo KACHI (sol) alcanzaba el turey( cielo) para que Boya no se diera cuenta, pues Boya andaba de noche junto a maboya y maguya , cuando karaya era grande y radiante de esta forma si venia mucaro quien lo enviaba era Boya desde el negro turey podría comer esas ofrendas, ese era un signo positivo de que se había hecho todo correcto, por lo contrario si acudían los Cocuyos seria todo distinto pues los Cocuyos anunciaban que YAYA no quería agua Dulce del Mini( posito) pues era producto del maleficio de los operiºtos y no de lo divino.
Redescubierto siglos posteriores a la colonización española , cuando un grupo caprino se endulzaban su paladar con las dulces aguas de este manantial. Lo mas bello de este Pocito no es la leyenda es el ser único en su tipo ya que no existe ningún Pozo de Agua dulce en el mundo que este situado dentro del mar,

Saludos Julio Cesar.