Bondad natural

Puerto Padre no es solo no solo la tierra donde se percibe el crujir de las gaviotas de la bahía, el reino de los molinos, la ventana azul de olas y la gracia de tener un pocito de agua dulce en pleno mar, sino también el sitio en el que ánimo de hombres que no prescinden de sueños, y las bondades de la naturaleza tienen también su espacio. Les dejo con un aguacate de la última temporada que tuve la dicha de saborear. Su peso 4 libras y media y su calidad: excelente.

Comentarios

Entradas populares